La Justicia europea anula la marca ‘La Mafia se sienta a la mesa’ por “ser contraria al orden público”

La marca “La Mafia se sienta a la mesa”, usada por más de 40 restaurantes en España, “remite a una organización criminal que recurre, entre otras cosas, a la intimidación, a la violencia física y al asesinato a fin de ejercer sus actividades, que incluyen el tráfico ilegal de drogas y de armas, el blanqueo de dinero y la corrupción” y dado que el “elemento denominativo ‘la mafia’ evoca manifiestamente en el público el nombre de una organización criminal responsable de atentados particularmente graves contra el orden público”, debe ser anulada.

Así lo ha concluido esta mañana el Tribunal General de Justicia de la UE, desestimando el recurso interpuesto por La Mafia Franchises y confirmando la resolución previa de la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO). Los restaurantes sin embargo, no tendrán que cambiar de nombre, puesto que el procedimiento hace referencia únicamente al registro de dicha marca como marca de la Unión Europea. La sentencia no prohíbe a los locales usar el nombre, simplemente constata que no se puede registrar a nivel europeo. “Nadie dice que no se pueda usar en un restaurante, no se mete para nada si es lícito o no usarlo como restaurante en España, eso le corresponde a una autoridad nacional”, explican fuentes del organismo. Así que la polémica no acaba aquí ni mucho menos.

Cortesía La Mafia

El caso se remonta unos años. La sociedad española La Honorable Hermandad (a la que sucedió La Mafia Franchises) pidió en 2006 a la EUIPO el registro de la marca de la Unión, para servicios de restauración. Pero en 2015 Italia exigió la nulidad “por ser contraria al orden público y a las buenas costumbres”. La EUIPO admitió que la marca ‘La Mafia se sienta a la mesa’ “promovía manifiestamente la organización criminal conocida con el nombre de Mafia y, por otra, que el conjunto de los elementos denominativos de dicha marca transmitía un mensaje de convivialidad y de banalización del elemento denominativo ‘la mafia’, deformando de este modo la gravedad que éste vehicula. La empresa recurrió y ahora la Justicia Europa coincide con el análisis.

Tanto el Gobierno italiano como diversas asociaciones habían lamentado en numerosas ocasiones el uso de un nombre que frivoliza con una organización que ha causado tanto dolor en su país. Y ahora el Tribunal les da la razón, al menos en parte. “‘La Mafia se sienta a la mesa’ remite a una organización criminal, da una imagen globalmente positiva de dicha organización y banaliza los graves ataques que dicha organización perpetra contra los valores fundamentales de la Unión. Por lo tanto, la citada marca puede provocar u ofender no sólo a las víctimas de dicha organización criminal y a sus familias, sino también a cualquier persona que, en el territorio de la Unión, se encuentre ante dicha marca y tenga umbrales medios de sensibilidad y tolerancia, razón por la que debe declararse su nulidad”.

Los magistrados han desestimado la argumentación de la empresa, que señala que el nombre y la estética pretendían “evocar la saga cinematográfica El Padrino, y no de provocar u ofender”, al estimar que “carece de pertinencia para la percepción negativa de dicha marca por el público”. Asimismo, precisa que el renombre adquirido por la marca de la sociedad española, así como su concepto de restaurantes temáticos vinculados a las películas de la saga El Padrino” carecen de pertinencia a la hora de determinar si la marca es contraria al orden público, pues libros películas “no alteran en modo alguno la percepción de las fechorías cometidas por dicha organización”.

El escrito llega a detalles llamativos, como por ejemplo apuntar a que “como subraya, esencialmente, la EUIPO en su escrito de contestación, la rosa roja presente en la marca controvertida podría ser percibida por gran parte del público pertinente como el símbolo del amor o del espíritu de concordia, en contraste con la violencia que caracteriza las acciones de la Mafia”.

Por último, el Tribunal General “se une al análisis de la EUIPO y de Italia según el cual la asociación del elemento denominativo ‘la mafia’ a la frase ‘se sienta a la mesa’, por un lado, y a una rosa roja, por otro, puede ofrecer una imagen globalmente positiva de la acción de la Mafia y banalizar la percepción de las actividades criminales de dicha organización.


 

Visto en: El Mundo de España

Imagen de cabecera: La Mafia