Johann Cruyff y Puma contra Adidas, o como la Propiedad Industrial ha marcado al fútbol desde 1974

Mundial de Alemania 1974. Johann Cruyff, capitán y estrella de la selección de Holanda, que recientemente acaba de firmar un contrato de patrocinio con la marca Puma, amenaza con no jugar el torneo si lo obligan a vestir la camiseta de la selección de marca Adidas.

Cruyff, la Federación y Adidas negocian por varios meses antes del Mundial, pero no llegan a un acuerdo. El capitán, finalmente, acepta disputar el torneo con la condición de que se retire una de las tres líneas laterales de la camiseta para que ésta no haga alusión a Adidas.

Cruyf intuyó que esas tres líneas laterales negras, así no incluyeran la palabra Adidas o el logo de la compañía, le podían evocar al espectador ese origen empresarial concreto.

Y tan fue así que, poco después, Adidas solicitó el registro, en varios países, de esas tres líneas laterales como “marcas de posición” que, de acuerdo con la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), es aquel tipo de signo distintivo que se define por la posición en que aparece en un determinado producto o se fija a él.

No cabe duda que el registro marcario resulta ser fundamental en el fútbol para fines de explotación comercial y para prevenir, evitar y combatir eficazmente infracciones marcarias y actos de competencia desleal que puedan presentarse por parte de terceros.

Es por ello que, en el mes de la Propiedad Intelectual, cuya temática es “fútbol y deporte”, se invita a los deportistas, patrocinadores, equipos y demás actores, a registrar sus marcas ante la Superintendencia de Industria y Comercio.

OTROS EJEMPLOS EMBLEMÁTICOS

En Colombia, equipos como Millonarios, Atlético Nacional y América, tienen sus nombres y escudos registrados como marcas nominativas o mixtas, para identificar “servicios deportivos”, entre otros.

Los entes rectores del fútbol también suelen acudir al registro marcario para proteger los activos de las competiciones que ellos organizan.

De la UEFA se destaca la marca tridimensional constituida por la famosa “orejona”, el trofeo de la Champions League, registrada en múltiples clases en Suiza.

La FIFA, además de tener registrada la Copa Del Mundo como marca figurativa en Colombia, también ha registrado las mascotas de cada uno de los mundiales. Algunas como GOLEO, mascota del Mundial de Alemania 2006, ZAKUMI, mascota de Sudáfrica 2019 y FULECO, de Brasil 2014, siguen vigentes en Colombia.

Visto en sic.gov.co