Roger Federer se enfrenta a Nike para recuperar su marca RF

En marzo de 2018 finalizó su contrato con Nike, que todavía mantiene el logo RF. Encima la nueva marca que lo viste no puede comercializar en Suiza.

Muchos dicen que se trata de una guerra. Sin balas ni heridos. Pero una guerra fría, al fin. O tan fría como quedaron las relaciones entre Roger Federer y Nike una vez que el mejor tenista de todos los tiempos finalizó su contrato con la firma estadounidense el 1° de marzo de 2018 luego de una extensa y fructífera relación de 24 años.

Ayer surgió la noticia de que Uniqlo, la indumentaria japonesa que viste al suizo -también lo hace con el japonés Kei Nishikori y fue durante cinco años proveedora del serbio Novak Djokovic, hasta 2017- no puede comercializar sus productos en el país de Roger por “razones relacionadas con impuestos”. Es decir que cualquier aficionado que en Suiza desee adquirir la remera, los pantalones, las medias, la vincha o las muñequeras de Federer, no podrá hacerlo. No existe nada de eso en las tiendas y si se intenta adquirir cualquiera de esos productos on-line el usuario se encontrará con ese mensaje. La marca, en definitiva, no puede hacer envíos a Suiza.

Nike, mientras tanto, todavía mantiene el logo “RF” y, aunque algunos dicen que próximamente se lo devolverá a Federer (“Volverá a mí”, había asegurado en 2018; “la transición está prevista para marzo de 2019”, según señaló el periodista suizo Arnaud Cerutti en un tuit), hay otros que aseguran lo contrario.

Federer era, junto a Nadal, uno de los máximos exponentes de Nike.

Visto en www.clarin.com